Indice 

 

¿Qué es la trata de personas?

Es un delito que atenta contra los derechos humanos de las personas. Las víctimas de trata suelen ser reclutadas mediante engaños (tales como falsas ofertas de trabajo u ofertas engañosas que no aclaran las condiciones en las que se va a realizar el trabajo ofrecido) y trasladadas hasta el lugar donde serán explotadas.

En los lugares de explotación, las víctimas son retenidas por sus captores mediante amenazas, deudas, mentiras, coacción, violencia, etcétera, yobligadas a trabajar (prostituirse o trabajar en condiciones infrahumanas) para beneficio económico o en especies de tercera(s) persona(s).

El Protocolo de las Naciones Unidas para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños es el instrumento que contiene la definición de trata de personas acordada  internacionalmente. Este documento ha sido firmado y ratificado por el Estado Peruano por lo que se compromete a dar apoyo y tomar las medidas legales  para combatir este delito. Este Protocolo es conocido también como “Protocolo de Palermo” haciendo referencia a la ciudad en donde fue firmado.

 

¿Por qué trata y no esclavitud, o trata de blancas?

La trata es una forma de esclavitud pero desde la firma del Protocolo de las Naciones Unidas para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños se identificó que todo delito con las características de desplazamiento, privación de libertad y explotación debe ser entendida como trata de personas, y por ende, llamada así.

No es trata de blancas, porque no se restringe a personas de este color de piel. Este concepto fue usado en la época de las colonizaciones cuando se llevaba a mujeres europeas a los territorios colonizados para ser explotadas sexualmente. En ese entonces, la explotación de personas de raza negra era permitida por lo que se acuñó este término para llamar así al uso de mujeres blancas para fines de explotación sexual.

En la actualidad, las víctimas de la trata de personas no son sólo las mujeres blancas. Por eso, hoy hablamos de trata de personas, pues cualquiera -hombres, mujeres, niñas, niños y jóvenes- y de cualquier origen étnico puede ser víctima de trata para diversas finalidades de explotación (sexual, laboral, mendicidad, extracción de órganos, etc.).

 

Trata (trafficking) y tráfico (smuggling) no son sinónimos

Trata y tráfico son palabras distintas, y remiten a distintos delitos.

El tráfico ilícito de migrantes es una forma de facilitación de la entrada irregular de una persona a un país que no es el suyo por medio de la ayuda de una tercera persona que recibe a cambio dinero u otros beneficios. Quien comete el delito es el traficante, que facilita el ingreso clandestino. Es importante recordar que sin cruce de una frontera internacional, no hay tráfico ilícito.

La trata de personas no requiere cruce de frontera internacional. Es más, en el Perú la trata es mayormente de carácter interno (víctimas reclutadas en una provincia y explotadas en otra) que de trata internacional (víctimas extranjeras que son explotadas en Perú  o viceversa). Quienes explotan a las víctimas son tratantes.

 

¿Cuál es el proceso de trata de personas?

La trata de personas es un proceso que incluye el reclutamiento o secuestro, el traslado (ya sea dentro de un mismo país, o entre diferentes países), la recepción y alojamiento de la víctima en el lugar de destino, y su explotación en un contexto de amenazas, engaño, coacción, violencia.

Estas acciones pueden ser realizadas por redes o asociaciones criminales (redes de tratantes) pero también por personas cercanas a la familia o parientes de la víctima. Indistintamente, estas personas identifican y reclutan a las futuras víctimas; organizan, gestionan y/o financian su traslado; hacen el contacto o son dueños, administradores o regentes de los lugares donde las explotan o “alquilan” a las víctimas a terceros a cambio de una renta.

Los tratantes se aseguran mediante amenazas, engaños, deudas y violencia que las víctimas no puedan -o crean que no pueden- salir de la situación en la que están. En general, los tratantes retienen los documentos de las víctimas como una forma más de coacción. En el caso de los extranjeros y extranjeras los amenazan con la deportación o la cárcel.

 

Modalidades de trata de personas

FORMAS DE TRATA

SECTORES

Trata con fines de explotación sexual

Prostitución forzada, pornografía, pedofilia, turismo sexual, matrimonios serviles

Trata con fines de explotación laboral

Fábricas, ladrilleras, minas, trabajo agrícola, pesca, recolección de basura

Trata con fines de explotación militar

Soldados cautivos, niños soldados

Trata para servidumbre

Mendicidad, prácticas religiosas

Prácticas esclavistas

Trabajo doméstico, embarazos forzados, vientres de alquiler.

Tráfico de órganos.

 

¿Por qué no hay cifras de víctimas de trata?

Las cifras que hay son en base a los casos conocidos. No hay cifras globales ni exactas porque es un delito de difícil visibilización por diversos motivos. Primero, porque a menudo las víctimas o sus familiares no denuncian por temor a las represalias. Segundo, porque muchas personas consideran “naturales” las formas más frecuentes de explotación (sexual y laboral) y no ven, o  ignoran, o desconocen, la coacción mediante la que se asegura la sumisión de las víctimas.

Tercero, porque en el Perú la tipificación del delito de trata es relativamente reciente (la ley N° 28950 fue publicada el 15 de enero de 2008), sumando a ello, el desconocimiento de los jueces y fiscales de encuadrar los casos como trata como tales y más bien como los delitos conexos: explotación de la prostitución ajena, explotación sexual comercial, infantil, secuestro no extorsivo, reducción a servidumbre, tráfico ilícito de inmigrantes, amenazas, etc.

Así, tanto en el Perú como en el resto del mundo, las cifras sobre víctimas de trata de personas son estimaciones.

 

Algunos casos de víctimas de trata asistidas por la OIM

Del campo a la ciudad: la promesa falsa de trabajo bien remunerado

A Elena y Yanet les ofrecieron trabajo como trabajadoras del hogar en la ciudad de Buenos Aires. El sueldo era tres veces más de lo que ganaban en su pueblo, Colca, Huancayo, así que rápidamente aceptaron la propuesta de una señora que era conocida en el pueblo por ofrecer trabajos a jóvenes para la Argentina.

Luego de tres días de viaje por tierra hasta Buenos Aires y sin recibir ningún adelanto de pago, fueron recibidas en el terminal de Retiro por una peruana quien las llevó hasta una casa en donde las alojó en una pequeña habitación junto a cuatro compatriotas.

La labor como trabajadoras del hogar resultó ser una estafa. En su lugar, Elena y Yanet debían de trabajar en una verdulería todos los días de 5am a 22 horas, sin descanso, con una comida al día, despojadas de sus documentos, sin recibir un sueldo constante ni completo, y sin acceso libre al agua para el aseo personal. Además, debían soportar el constante abuso psicológico de parte de la dueña del comercio y de sus familiares.

Meses después, y luego de varias quejas ante la dueña pero sin recibir respuesta alguna, Elena y Yanet decidieron fugarse. Con ayuda de vecinos, quienes las alojaron y les dieron consejos, ambas mujeres presentaron una denuncia ante la Comisaría y recibieron ayuda de OIM para retornar a su pueblo y comenzar un emprendimiento: Elena una pequeña peluquería; mientras que Yanet adquirió dos máquinas de costura.

 

Ser víctima de una red de prostitución

A Jhon le ofrecieron un trabajo como cuidador de personas de tercera edad, aceptó el trabajo pensando que así ayudaría a su mamá y a sus cuatro hermanos menores. Pero al llegar a Lima de su natal Pisco, la señora que le había ofrecido el trabajo, retiene sus documentos y lo obliga a prostituirse junto a otros jóvenes.

Durante seis meses vive en Lima bajo condiciones de precariedad. Luego, es trasladado a Santiago de Chile donde es obligado a trabajar todos los días, sin recibir sueldo y es abusado psicológicamente.

Al ser expulsado de la pensión donde vive por no cumplir con entregar todo el dinero que gana, busca ayuda a través de otros travestis quienes lo animan a sentar una denuncia policial. Así termina contactándose con OIM que le ofrece asistencia para retornar a su ciudad de origen.

 

¿Qué está haciendo el Estado Peruano contra la trata de personas?

El Estado peruano está realizando diversos esfuerzos para combatir este delito. En el 2004 se creó el Grupo de Trabajo Multisectorial contra la Trata de Personas presidido por el Ministerio del Interior. Este Grupo tiene por finalidad coordinar las acciones del Estado, la sociedad civil y entidades internacionales en lo referido al combate contra la trata de personas.

En el 2007, se promulga la Ley Nº 28950 que tipifica la Trata de Personas en concordancia con el Protocolo de Palermo.

Luego, en el 2010 fue aprobado el Plan Regional de Acción contra la Trata de Personas de la región Madre de Dios 2011-2016 y la creación de la Mesa de Trabajo Regional Multisectorial de Madre de Dios, mediante una Ordenanza Regional Nº 012-2010-GRMDD de fecha 31 de agosto de 2010. Y, recientemente, en julio de 2011, el Plan Nacional de Acción contra la trata de personas fue aprobado por el Estado peruano.

 

La OIM en la lucha contra la trata de personas

OIM en el Perú viene asistiendo al Gobierno Peruano en la lucha contra la trata de personas desde 2003. Este apoyo se ha materializado en la asistencia técnica para la elaboración del Plan Nacional contra la Trata de Personas, recientemente aprobado, y el Plan Regional de Madre de Dios contra la Trata de Personas 2011-2016, también aprobado por el Gobierno Regional a través de una ordenanza el año pasado.

Además, OIM ha promovido la instalación de la línea telefónica nacional contra la trata de personas -0800-2-3232- actualmente gestionada por el Ministerio del Interior, ha llevado a cabo capacitaciones en las que han participado cerca de 6.000 personas de más de 15 regiones del país, ha realizado diversas investigaciones sobre el tema de trata con fines de explotación sexual y laboral, y ha realizado exposiciones a las que han asistido más de 120 000 personas entre altas autoridades, público de la sociedad civil, estudiantes y prensa.

OIM también presta asistencia a víctimas de trata por medio de su programa “Retorno Voluntario Asistido” el que, dependiendo de los casos, además de prestar apoyo para el retorno a su lugar de origen, también pueda dar ayuda económica extra para la generación de un micro emprendimiento.

OIM en el Perú

Perú es Estado Miembro desde 1966, año en que inició sus labores la oficina en Lima.

Brochure institucional de la OIM en el Perú 2013

lita

Estemos prevenidos frente a la Trata de Personas. Entérate sobre sus riesgos, medios de captación y las consecuencias sobre sus víctimas