Film “Tan frágil como un segundo” se presentó por 65° aniversario de OIM en marco del Festival Internacional de Cine sobre Migración

Lima, 5 de diciembre.- En el marco del 65° aniversario de fundación de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la misión en el Perú se unió a la iniciativa global del Festival Internacional de Cine sobre Migración, presentando, en alianza con la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, el film “Tan Frágil como un Segundo”, nominada a Mejor Ficción Nacional por los Premios Asociación de Críticos de Cine del Uruguay.

“Tan frágil como un segundo” es una película del director Santiago Ventura que refleja la tragedia de la explotación sexual comercial y trata de niñas, jóvenes y mujeres en Uruguay, pero en cuyas imágenes se puede ver reflejada la realidad de muchos países de la región y del mundo, que sufren el flagelo de la trata de persona.

Luego de la proyección se realizó un panel de comentarios  conformado por: José Iván Dávalos, Jefe de Misión, de la OIM en el Perú; Cécile Blouin, Investigadora Senior del Instituto de Democracia y Derechos Humanos de la Pontificia Universidad Católica del Perú; César Ruíz, Coordinador del Proyecto Refugiados y Solicitantes de Asilo de Encuentros, Servicio Jesuita de la Solidaridad e Isabel Berganza, Directora de la EAP de Derecho, Universidad Antonio Ruíz de Montoya.

A su turno José Iván Dávalos comentó que se apreció un film, una ficción, pero que la trata de personas es una realidad más trágica y dura. “La trata de personas es un delito que mundialmente mueve más de 32 mil millones de dólares al año, que equivale al PBI de países como Bolivia, imaginen la dimensión de este flagelo", recalcó. Y finalmente hizo un llamado a la acción señalando “hoy tenemos la oportunidad de denunciar este tipo de hechos violentos”, y agregó “den su voz de apoyo. Cada uno de nosotros puede ser un portavoz de esperanza, en tanto denunciemos este flagelo”.

Por su parte, Cécille Blouin, resaltó que  se trata de una película impactante, muy cercana a la realidad, y destacó  algunos de los factores que hacen vulnerables a las víctimas. "A partir de un paralelo que se presenta entre las diferentes situaciones socioeconómicas de las víctimas, se ve que este flagelo no hace diferencia de clases sociales", recalcó. “Las primeras víctimas provienen de una familia de estrato social más bajo, y una de ellas, Julieta,  tiene un acercamiento al mundo de la trata a través de un tío (familiar) quien la manipula y engaña”, precisa.

“Las otras dos víctimas, que provienen de un estrato social suponemos más alto, presentan características como padres ausentes y abusivos, factores que las hacen vulnerables a la trata. De otro lado, partes de la película, nos recuerdan situaciones que se presentan en Perú, especialmente cuando Julieta es arrestada luego de escapar, en ningún momento la policía se pregunta qué hace una menor de edad en la calle y es tratada como una delincuente. Lo primero que hacen es encerrarla, este hecho es bastante simbólico y fuerte luego de la situación que ella ha vivido y se ve claramente la re victimización”, señaló.

De otro lado, César Ruíz, dijo “el film que hemos visto en realidad no es ficción”. Y comentó que en su trabajo diario se ha encontrado con personas adultas que llegan a pedir refugio al Perú, acompañadas de niños y no tienen como acreditar el parentesco. De otro lado se preguntó, cómo ingresaron por la frontera, sin documentos, indicando que de este modo no hay registro de su ingreso y no hay forma de hacer un seguimiento y las personas simplemente desaparecen.  

Frente a esta realidad, hizo una reflexión acerca del incremento de migrantes que recibe el Perú debido a las crisis existentes en Centro América, Venezuela y que podría presentarse frente a la elección del nuevo presidente de Estados Unidos y su política migratoria. En ese sentido indicó que el Perú podría convertirse en un país de tránsito y destino y se preguntó si el país está preparado para absorber la población que recibiría y que ya viene recibiendo. Indicó que a mediano plazo se vislumbra una situación difícil si no existe preparación para ese escenario.  

Por su parte Isabel Berganza, destacó algunos puntos importantes para el abordaje de la prevención y en general de la lucha contra la trata de personas. Mencionó que es un delito que puede afectar a todas las clases sociales, “nadie está a salvo de ser víctima de este  flagelo”, indicó. Destacó el maltrato que conlleva la prostitución y la explotación sexual, basada en la violencia de género y el machismo, así como, las consecuencias psicológicas que sufren las víctimas de trata y la importancia del cuidado de la salud mental en su reintegración. La necesidad de potenciar la prevención del delito, es imprescindible, indicó.

De otro lado, como Directora de la Escuela de Derecho de la Universidad indicó que se queda con tres retos planteados: “generar conocimiento en el tema de trata, pues se ha resaltado en el evento la no existencia de metodologías para la investigación y la consiguiente dificultad para  generar políticas. En segundo lugar, formar profesionales, abogados, futuros jueces y autoridades, con conocimientos importantes y la sensibilidad para afrontar el delito y finalmente, generar espacios como este, que sensibilicen sobre el tema, generen conocimiento y la posibilidad de continuar trabajando de manera conjunta con otras instituciones”, recalcó.

El evento fue abierto por el Vicerrector Académico de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, Aldo Vásquez, asimismo estuvo presente Miguel Huerta, Director General para la Seguridad Democrática del Ministerio del Interior, entre otros invitados  de la ONG CHS Alternativo, la ONG Manuela Ramos, agencias de Naciones Unidas, estudiantes de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, Voluntarios del Movimiento Ramón Castilla, funcionarios de la Dirección de Seguridad Democrática del Ministerio del Interior, funcionario de la OIM Perú, entre otros.

Cine y Migración

El Primer Festival Internacional de Cine sobre Migración se inauguró el 5 de diciembre y culminará el 18 de diciembre de 2016, Día Internacional del Migrante. El festival es una oportunidad para que el mundo celebre la diversidad y las contribuciones notables de los migrantes a sus comunidades y a los países en donde viven. Además, es un homenaje a todas las películas que plasman en imágenes los logros y retos derivados de la migración y que presentan estas realidades ante espectadores de todo el mundo. El festival de cine forma parte de la campaña mundial de la ONU denominada Together (Juntos), cuyo objetivo es promover la diversidad y la inclusión.

Recordemos la estrecha relación existente entre el cine y la migración, que comenzó hace más de 120 años, cuando las "películas" surgieron por primera vez en ciudades de todo el mundo, y no solo por el hecho de que muchos de los primeros cineastas, actores, directores de todo el mundo fueran migrantes.

Tags: